Qué escribir en una carta de amor

¿Qué escribir en una carta de amor? Para dar respuesta a esta pregunta te recomiendo a que te inspires en las cartas que el escritor Franz Kafka le remitía a sus amadas. En este artículo tomaremos como ejemplo las cartas de amor que escribía a Milena Jesennká.

Las siguientes frases sacadas del libro “Cartas a milena” se sitúan en un contexto de amor a distancia. Los dos enamorados no se reunieron personalmente más de tres veces en su vida. Fran conquisto el corazón de milena enviándole cartas; así que estas ante fragmentos modelos para saber escribir una buena carta de amor.

La jornada laboral de Franz Kafka le absorbía gran parte de su tiempo; momentos  preciosos que él preferiría dedicárselos a su amada. No quería pensar en sus obligaciones laborales, deseaba pensar solo en ella. Así se lo sentía y así lo escribía en una de las cartas:

Yo necesito todo mi tiempo y mil veces más que todo mi tiempo y si es posible todo el tiempo que exista para dedicártelo, para pensar en ti, para respirar en ti.

Cuando Milena requería su presencia, era franco en contestar. Por una u otra razón no quería ir y así se lo manifestaba:

No quiero ir. Por lo tanto, ¿de qué te puede servir que vaya?

Que escribir en una carta de amor
Que escribir en carta.

Un espacio a solas es necesario para pensar, para amar y también para escribir una carta. Kafka le daba una alta importancia a la soledad, era no digamos su fuente de inspiración pero si su ambiente ideal para su creatividad. En las dos siguiente frases se puede descubrir lo anteriormente explicado.

Estar solo en una habitación es tal vez una condición necesaria de la vida; estar solo en una casa, una condición necesaria de la felicidad.

Vivir con los padres de uno es muy malo, pero no es el hecho solamente de vivir en casa, es el convivir, el sucumbir.

La distancia entre dos seres que se aman se convierte en una tortura, en un pensar constante. El escribir cartas puede ser un desahogo o un gesto romántico pero nada se compara con tener junto a uno al ser amado y esto debe manifestarse en lo que se escribe.

Lejos de ti no puedo vivir sino entregado completamente a la angustia.

En la carta hay que reclamar la presencia de la otra persona, hay que pedirle que nos regale poder contemplar sus ojos, sus labios, su amor.

Y no vienes porque prefieres esperar hasta sentir tú la necesidad de venir.

Lo bello, lo puro son en muchas ocasiones producto de un sufrimiento. Con el siguiente fragmento el escritor busca tal vez explicar la belleza de sus cartas, tal vez quería expresar que todo aquello que escribía tenía como fuente la desesperación de ese amor imposible.

Nadie canta con tanta pureza como los que están en el más profundo infierno, su canto es lo que creemos del canto de los ángeles.

Llegará un momento en que debes dejar de solo escribir y tratar de concretar ese amor que sientes. La siguiente pregunta que hacia el autor a su amada denotaba esa preocupación de que el amor se estaba tornando un poco etéreo, un poco literario pero carecía de ese acercamiento físico que lo hace más real.

¿Por qué me hablas de nuestro porvenir juntos, que no ocurrirá nunca, o será por eso por lo que hablas de él?

La siguiente frase es sublime, es un poema, es ideal para cuando alguien te lance la típica solicitud de que le digas algo lindo o tierno.

¿Me preguntas si no mereces alguna palabra afectuosa? Evidentemente soy yo quien no merece decírtela, porque si no fuera así ya lo habría hecho.

Cerramos con dos reflexiones sobre escribir cartas de amor, recuérdalas siempre que estés frente a un lápiz y un papel:

Escribir cartas, sin embargo, significa desnudarse ante los fantasmas.

Los besos por escritos no llegan a su destino, se los beben por el camino los fantasmas.

Contenido relacionado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *