Frases de El amor en los tiempos del cólera.

Si hay un libro de donde se puedan sacar profundas y conmovedoras frases de amor ese es “El amor en los tiempos del cólera” escrito por el genial premio nobel Gabriel García Márquez. Cualquier corazón enamorado puede identificarse con al menos una de las abundantes situaciones relativas al amor que transcurren en la novela.

Es un relato que navega por todas las tribulaciones del amor: el enamoramiento, el gusto, la decepción, las aventuras amorosas, la esperanza, el reencuentro, la conquista, el desamor, la ensoñación, de amores imposibles, la nostalgia. Y el tratamiento de toda esta amalgama de sentimientos se hace de una manera profunda y suspicaz, alejándose de sensiblerías y cursilerías; como solo un maestro de la narración puede hacerlo.

Que el lector no se confunda, no es una novela cursi para adolescentes, ni una revista del corazón para amas de casa, es casi un tratado armonioso sobre el amor. Fácil de leer; es cierto, pero esta facilidad se logra no por una desganada pluma; todo lo contrario, se da por la habilidad mental de quien la escribe; cada frase está llena de ingenio y precisión, conmueve cuando debe hacerlo, te desprende una sonrisa con un apunte sutil; te deja un nudo en la garganta alguna veces y te deja siempre con la sensación de que estás leyendo una obra sobre el amor que difícilmente otro libro pueda superar.

¿Qué tipo de amor? El único y verdadero; aquel que resiste el tiempo, aquel amor por el que vale la pena luchar con las armas de la perseverancia y la paciencia, aquel que no sabe de edades. El amor de los feos y el los gallardos. El amor de los pobres y el de los adinerados. El amor que sobrevive en la majadera guerra, aquel que se hace más fuerte en la calamidad, el amor que se resiste a morir así estemos en tiempo del cólera.

Los invito a leer las siguientes frases, sin miedo a creer que estas les revelara alguna trama importante de la novela; tranquilos, he sido precavido y he seleccionado solo aquellas que siendo magistrales no delatan la solución de algún nudo de este grandioso relato. Espero las disfruten.

Frase de el amor en los tiempos del cólera.
Frase de el amor en los tiempos del cólera.

Alguno de los personajes, en las primeras páginas del libro ya lanza agudas y profundas frases:

Los que amaban en exceso a los animales eran capaces de las peores crueldades con los seres humanos.

Espero se adentren en las páginas del libro para que descubran cuales son los  placeres del amor domesticado.

En el fondo era un juego de ambos, mítico y perverso, pero por lo mismo reconfortante. Uno de los tantos placeres peligrosos del amor domesticado.

La sucesiva frase e un apunte de uno de los personajes que no refleja el pensar del autor del libro ni el pensar del autor de este blog. Más bien pienso que para el genuino amor, la edad es solo un número.

La vejez es un estado indecente que debe impedirse a tiempo.

La mirada de unos ojos enamorados que gritan todo el amor que se siente y a la vez se bañan en lágrimas donde se deslizan la tristeza y el dolor. Que bello fragmento el que sigue, una pequeña muestra de la excelente pluma del nobel.

Alcanzó a reconocerla en el tumulto a través de las lágrimas del dolor irrepetible de morirse sin ella, y la miró por última vez para siempre con los ojos más luminosos, más tristes y más agradecidos que ella no le vio nunca jamás en medio siglo de vida en común, y alcanzó a decirlo con el último aliento: Solo Dios sabe cuánto te quise.

En el amor no hay que callarse nada, hay que decirlo y vivirlo todo, porque no tendremos una segunda oportunidad en esta vida.

Sintió un apremio irresistible de empezar la vida con él otra vez desde el principio para decirse todo lo que se quedó sin decir, y volver a hacer bien cualquier cosa que hubiera hecho mal en el pasado.

Y es que las cosas traen recuerdos, por eso:

La gente que uno quiere debería morirse con todas sus cosas.

Cierto es que el amor en ciertas ocasiones no embellece, todo lo contrario: hay enamorados que parecen enfermar, su mirada es ida, su caminar es cabizbajo y su rostro denota que su alma está en otro mundo, se marchitan presos del desamor.

Tenía el puso tenue, la respiración arenosa y los sudores pálidos de los moribundos… sentía una necesidad urgente de morir… los síntomas del amor son los mismos del cólera.

Creo que es en la Biblia donde se dice algo similar: “Los cobardes no entraran al Reino”. Y la verdad es que si quieres disfrutar del reino del amor debes ser valeroso.

Los débiles no entrarían jamás en el reino del amor, que es un reino inclemente y mezquino, y que las mujeres sólo se entregan a los hombres de ánimo resuelto, porque les infunden la seguridad que tanto ansían para enfrentarse a la vida.

Una frase contundente. ¿En qué otras celadas o trampas del amor has caído?

Nunca hubiera imaginado que la curiosidad fuera otra de tantas celadas del amor.

Frase de amor de García Márquez
Frase sobre el amor

Ya sabes, lo que dicen por ahí: “Es mejor arrepentirse de lo que se hizo que de lo que no se hizo”; en el amor es una frase que debe aplicarse como si fuera ley.

Contéstale que sí. Aunque te estés muriendo de miedo, aunque después te arrepientas, porque de todos modos te vas a arrepentir toda la vida si le contestas que no.

Creer en el destino, uno de los muchos síntomas de que a caído en las garras del amor.

Se preguntaba cómo sería el encuentro que tarde o temprano iba a tener con él, y que ningún poder humano había de impedir, porque estaba inscrito desde siempre en el destino de ambos.

Recordar solo los bellos momentos, ensalzar el pasado, características de un corazón parcializado.

La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y que gracias a ese artificio logramos sobrellevar el pasado… Había sido una víctima fácil de las trampas caritativas de la nostalgia.

Bella manera de ver el amor, como un ente único y universal, muy parecido a la concepción del Dios que lo es todo y está en todas partes. ¿Sera por eso que dicen que Dios es amor?

Tenía una concepción universal del amor, y pensaba que cualquier cosa que le pasara a uno afectaba a todos los amores del mundo entero.

Endiosar, idealizar, otro síntoma más del enamoramiento, síntoma que afecta con más gravedad si se le suma el subestimarse a si mismo.

Se sintió pobre, feo, inferior, y no sólo indigno de ella sino de cualquier otra mujer sobre la tierra. Pero ella parecía flotar por encima de los escollos de la realidad.

Sin comentarios:

Lo único que me duele de morir es que no sea de amor.

Hay quienes prefieren ocupar la mente para no pensar en la persona amada, para no caer en la tentación y en las trampas del amor.

A lo mejor es por eso que hace tantas cosas; para no tener que pensar.

A continuación dos frases sobre la vida y el amor:

El amor, si lo había, era una cosa a parte: otra vida.

El problema de la vida pública es aprender a dominar el terror, el problema de la vida conyugal es aprender a dominar el tedio.

El sin sabor, el nudo en la garganta, el animal que te devora y te exprime los sentimientos.

No eran recuerdos de amor, ni de arrepentimiento, sino la imagen de un sin sabor que le dejaba un rastro de lágrimas.

Imágenes efímeras que se aparecían cuando le daba la gana al azar, y volvían a desaparecer del mismo modo dejando en su corazón una trilla de ansiedad.

Hay quienes no solo ocupan la mente, sino que también optan por ocupar el cuerpo. Mente y cuerpo ocuparlo con otros amores para olvidar y sobrellevar el desamor.

Se puede estar enamorado de varias personas a la vez, y de todos con el mismo dolor, sin traicionar ninguna. Se decía con un golpe de rabia: El corazón tiene más cuartos que un hotel de putas.

Nada se parece tanto a una persona como la forma de su muerte.

“Comiendo mal y durmiendo peor” una frase clásica del amor en los tiempos del cólera.

Paso otra semana irreal, sin poder concentrase en nada, comiendo mal y durmiendo peor, tratando de percibir señales cifradas que le indicaran el camino de la salvación.

Frase ideal para un listado de frases para olvidar un amor.

El deseo de olvidar era el más fuerte estímulo para recordar.

frase de olvidar y recordar un amor
Olvidar y recordar un amor.

Dos ancianos acechados por la muerte, sin nada en común, aparte de un pasado efímero que ya no era de ellos, si no de dos jóvenes desaparecidos.

Las cartas son del que las escribe. Por eso es lo primero que se devuelve cuando hay una ruptura.

Y a todas estas ¿Qué es el amor? ¿La nostalgia, el dolor del desamor, el revolotear de emociones, todo eso hace parte del amor?

Es increíble cómo se puede ser tan feliz durante tantos años, en medio de tantas peloteras, de tantas vainas, carajo, sin saber en realidad si eso es amor o no.

Tres frases de el amor en los tiempos del cólera para pensar y recordar para siempre:

Tenía que enseñarle a pensar en el amor como un estado de gracia, que no era un medio para nada, sino un origen un fin en sí mismo.

El amor se hace más grande y más noble en la calamidad.

Sus cartas de amor estaban hechas de frases que no valían por su sentido si no por su poder de deslumbramiento.

Contenido relacionado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *