Frases de desesperación

A los que pasan una crisis existencial o amorosa les recomiendo estas frases de desesperación. Si tus pensamientos han caído en la telaraña de la angustia lee los siguientes fragmentos.

El desespero puede llevar a la simple ruina o a la excelsa creación. El dolor, las lágrimas y el delirio pueden dar fruto a las más bellas creaciones artísticas y a los más ilustres pensamientos. Esto fue lo que ocurrió con un joven de 21 años llamado Emile Cioran.

El mismo se consideraba hombre muerto, dada la consternación mental y el pesimismo por el que transitaba. Pero arrojo toda la angustia, la tristeza y la desesperación sobre hojas de papel. Así fue como nació el  libro “En las cimas de la desesperación”. De este libro hemos seleccionado unas cuantas frases cuya temática ya sabes de que  van.

Para los que no esperan nada del mundo y nada pueden darle, excepto el estado resignado de la agonía:

Yo no puedo aportar nada al mundo, pues mi manera de vivir es única: la de la agonía.

Las horas nocturnas, los minutos de la madrugada es donde más nos invade la desesperación. Tal vez menos distracciones para nuestros pensamientos, tal vez la silenciosa oscuridad es el escenario ideal para nuestra angustia.

¿Habéis experimentado alguna vez la tortura de los insomnios en los que se percibe cada instante de la noche,… en los que sentimos que se elevan en nuestro interior llamas terribles; esos  momentos en los que nuestra propia  existencia nos parece ser la única en un mundo nacido para vernos agonizar?

Más sobre el insomnio:

Para el ser humano que goza de buena salud, es inútil interrogarse sobre el insomnio: él ignora la existencia de individuos que lo darían todo por adormecerse, seres obsesos de la cama que sacrificarían un reino por volver a  hallar la inconsciencia que la terrorífica lucidez de las vigilias les ha brutamente arrebatado.

Quisiera volverme loco” dicen algunos,  pensando en que la locura puede ser una buena solución. Que equivocados están, más adelante veremos por qué.

¿No sería acaso la locura una manera de evitar las miserias de la vida?

El estado de locura puede ser una salida al sufrimiento de nuestras cavilaciones, solo si nos cobijara la garantía de la locura continua y eterna. De lo contrario los pequeños instantes de cordura nos torturarían aún más.

El presentimiento de la locura va acompañado del miedo a la lucidez durante la locura, el miedo a los momentos de regreso a sí mismo, en los que la intuición del desastre podría engendrar una locura aún mayor.

En Cioran, son recurrente las frases que exaltan su sufrimiento. Sus escritos son casi una apología al dolor, se vanaglorian de él. Es entendible, dicha angustia y desesperación resulta ser su única riqueza. De aquí que las lágrimas y la amargura posean para el autor un valor más algo que las sonrisas y las fútiles alegrías.

frases de desesperación

Un grito de desesperación es mucho más revelador que la argucia más sutil, que una lagrima tiene un origen más profundo que una sonrisa.

¿Quiénes son los únicos salvos del sufrimiento? Los ingenuos. Nos referimos por supuesto al sufrimiento que tiene su origen en la sabiduría. El lector perspicaz, notara al instante la evidente tautología.

La experiencia de la ingenuidad es la única posibilidad de salvación. Pero, para aquellos que sienten la vida como una larga agonía, la cuestión de la salvación no es más que una cuestión.

A la cúspide de la desesperación se llega atravesando la pérdida del interés por la vida, pero el grado supremo es descubrir el sinsentido de la muerte. Esta poca importancia de acabar con la vida, es lo que  ha salvado a muchos —incluido al autor de estas frases—; por supuesto, si entendemos por salvación el seguir viviendo.

Si he de ser sincero, debo decir que no sé por qué vivo, ni por qué no dejo de vivir… Nada debería interesarme ya; hasta el problema de la muerte debería parecerme ridículo.

Los lobos solitarios rechazan la compañía, por resignación, pero también para sentir con más intensidad su exclusiva angustia. Es como si no quisieran compartir el aditivo sabor amargo de su desesperación.

Lo grandes solitarios no se aíslan nunca con el fin de prepararse para la vida, sino, por el contrario, para esperar, resignados su desenlace.

Aquí  Frases sobre la conciencia y Cioran nos brinda esta:

El saber es una plaga, y la conciencia una llaga abierta en el  corazón de la vida.

Si el lector es asiduo consumidor de lecturas ateas, pesimistas y filosóficas reconocerá que la siguiente frase es una alusión clara al superhombre de Nietzsche.

Convertirme en un superhombre me parece una imposibilidad y una estupidez, una quimera risible.

Para los desesperados ya no hay amaneceres, ni promesas de paraísos que los seduzcan para encausarlos con aliento en este barco de la vida. Permiten que las olas los bamboleen azarosamente. Ya no se debaten contra las corrientes, ni persiguen quiméricos tesoros. Esta dejadez, me hace pensar que este artículo debió llevar por nombre frases de resignación.

Todo me parece irrisorio: nada puede ya seducirme. Renuncio a mi calidad de ser humano,  a riesgo hallarme solo en las pendientes que deseo escalar. ¿Acaso no estoy ya solo en este mundo del que he dejado de esperar algo?

En unas cuantas frases atrás, tratábamos el tema de la ingenuidad como única salvación. Ya un escritor lo había dicho en otras palabras: “Entre más se sabe, más se sufre”.

No todo el mundo ha perdido su ingenuidad; de ahí que no todo el mundo sea desgraciado.

Y aquí  un poco más sobre la desesperación, el sufrimiento y la angustia que trae el conocimiento:

Cuanto más se sabe, menos se desea saber. Pues quién no ha sufrido a causa del conocimiento no habrá conocido nada.

Sé cómo aquel payaso malvado de los comics que hace de su tragedia una broma. Un poco de caos y de ironía en este mundo que poco sentido tiene ya:

La auto-ironía es, en efecto, una expresión de la desesperación: habiendo perdido este mundo, nos perdemos a nosotros mismos. Una carcajada siniestra acompaña entonces cada uno de nuestros gestos; sobre las ruinas de las sonrisas dulces y afectuosas de la ingenuidad se eleva la sonrisa de la agonía.

Uno de los factores terrenales que más lleva a la desesperación es la miseria—Aparte del desamor, sentimiento de desesperación que trataremos más adelante—, nos referimos a la pobreza material. Esa que tiene su génesis en la falta de dinero.

La miseria lo destruye todo en la vida; lo transforma en algo repugnante, odioso, espectral. Existe la palidez aristocrática y existe la palidez de la miseria: la primera procede del refinamiento, la segunda de una momificación.

Es desesperante tener que elegir entre dos alternativas similares, nos desgastamos tratando de encontrar las ventajas de una frente a otra, pero lo frustrante es que no las hay.

¿Cómo no hallarse desconcertado, cuando todas las direcciones son equivalentes?

Desesperado por el trabajo que tienes. Aquí un mensaje para desesperarse aún más:

Es significativo que la palabra trabajo haya acabado designando una actividad puramente exterior en la cual el ser no se realiza: solo realiza.

Frases de desesperación por amor:

El siguiente fragmento es idóneo para los que se hayan presos por la desesperación y angustia de amor. He aquí  un escritor aliado con quienes el desamor los ha llevado a contemplar el hondo vacío  del precipicio definitivo.

frases de desesperación por amor

Siento el  mayor de los desprecios por quienes se burlan del  suicidio por amor, pues son  incapaces de comprender que un amor irrealizable representa para el  amante, una imposibilidad de definirse, una pérdida integral de su ser.

Eres de los que te estas volviendo loco por un desamor. Entonces es porque has conocido una gran pasión. Siéntete orgulloso, Cioran te admira. Aunque si te encuentras en las cima de la desesperación tal vez esto no sea consuelo para ti. ¿Qué te aconsejo? Relata tu amargura en un papel. Al autor del libro que estamos recomendando, le funciono: Desde los 20 años contemplo el suicidio e irónicamente vivió hasta los 85 años. ¡Que manera de sufrir!

Solo admiro a dos categorías de personas: quienes pueden volverse locas en cualquier momento y quienes  son capaces en cada instante de suicidarse. Únicamente ellos me impresionan, pues solo ellos conocen grandes pasiones y experimentan grandes transfiguraciones.

¿Has visto la fuerza que proyecta la mirada de los que se encuentran en estado de desesperación? Ciertamente, fuego incandescente es lo que parece que fuera a brotar de sus ojos.

Las verdaderas confesiones se escriben con lágrimas únicamente. Pero mis lágrimas bastarían para inundar este mundo, como mi fuego interior para incendiarlo.

frases en la cima de la desesperación de cioran

Amores que se quieren olvidar, conocimientos que no debimos adquirir, frases de escritores  pesimistas —Sí, como las que aparecen aquí—para las que no estábamos preparados. Todas estas, son cosas que quisiéramos olvidar, no haber vivido, pero ya es imposible. Ahora hacen son una roca gigantesca que debemos empujar o arrastrar según sea tu gusto.

Si me obligasen a tener una esperanza, sólo podría ser la del olvido absoluto.

Siempre que veo  la palabra nada, no puedo evitar recordar a los nadaístas.

No quiero saber ya nada, ni siquiera el hecho de no saber nada.

Espero mi querido lector que no llegues al otro extremo: renunciar al amor y a los placeres de la vida. Sigue el siguiente consejo:

Todo placer insatisfecho es una ocasión desperdiciada para siempre… Sufrid, pues, embriagaos, bebed la copa del placer hasta el final, llorad o reíd, grita de alegría o de desesperación.

También considera la siguiente frase y grábala en tu memoria, sobre todo, cuando de entregarse a los placeres del amor se trate:

Toda moral no tiene más objeto que transformar esta vida en una suma de ocasiones desperdiciadas.

Más frases sobre la moral:

Quien no ha superado la moral no ha sabido profundizar sus experiencias, ni transfigurar sus hundimientos. La existencia verdadera comienza donde acaba la moral.

¿Por qué vale la pena suicidarse? Ciertamente, por nada. Pero es el amor, la causa más frecuente. Y entre todos los amores, aquel que nos suscita una mujer o un hombre). Nadie se suicidad porque su mascota no lo determina o por que ama mucho a un ser superior. Son los seres carnales los que pueden llevarnos a la más aguda desesperación por amor.

La forma primordial del amor, es el  amor entre el hombre y la mujer, el  cual, lejos de reducirse a la sexualidad pura, implica todo un conjunto de estados afectivos. ¿Quién se ha suicidado  a causa de Dios, de la naturaleza o del arte? Realidades demasiado abstractas para que puedan ser amadas con intensidad.

Por supuesto que encontramos masoquistas. Una especie de personajes con la mente en caos, que no sabrían muy bien qué hacer con un amor correspondido, por esta razón  el fondo de su corazón lo que anhelan es ser desilusionados. De una u otra forma se las arreglan para fracasar una y otra vez con todos sus prospectos  amorosos; esto es el éxtasis para ellos.

Mi desgracia consiste en que deseo ser decepcionado en el amor para tener nuevas razones de sufrir.

Para los que no aman, si no que se obsesionan:

No tengo ideas, sino obsesiones. Ideas cualquiera puede tenerlas. Nunca las ideas han provocado el hundimiento de nadie.

Y tú, ¿Has estado alguna vez en la cimas de la desesperación? O Cuéntanos de aquella angustia amorosa que tanto te hizo sufrir.

Contenido relacionado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *